Las migas tradicionales pero sorprendentes en Restaurante Dmercao


Las migas tradicionales pero sorprendentes en Restaurante Dmercao

Una de las recetas más características de la gastronomía española.

Cómo un simple plato que basa su receta en los restos del pan puede adquirir tanta riqueza. Una técnica tradicional pero a la que se le pueden añadir variaciones. Las migas tradicionales pero sorprendentes las vas a encontrar en Restaurante Dmercao. Un restaurante donde la cocina mediterránea está muy presente. Y por supuesto también uno de los platos más característicos de la cocina española de todos los tiempos. Un plato que ha ido pasando de generación en generación por todas las cocinas. Y que ahora vive su reedición como las migas de Restaurante Dmercao.

Una receta de un plato contundente. Sencillo pero lo suficientemente calórico como para dar fuerza y energía a los pastores. Un zurrón en el que guardaban el sustento del jornal para comer en mitad del campo. Pan, ajo, chorizo, pimiento, panceta. Sabor en cada cucharada y energía para los tiempos difíciles. Por suerte España ha evolucionado, y con ella también la receta las migas tradicionales pero sorprendentes. Siguen siendo protagonistas de los platos de los mejores restaurantes del país.

Las migas tradicionales pero sorprendentes se encuentran en Sevilla.

Un buen pan asegura el triunfo de las migas tradicionales pero sorprendentes. Y si puede ser acompañado por un buen vino, mejor que mejor. Vino tinto, por supuesto. De la tierra. Es el que mejor casa con este plato típico de la cocina española. Y para servir, también es una gran idea acompañar a las migas tradicionales pero sorprendentes con gajos de mandarina o naranja. Aportan frescor al plato. De igual manera se puede optar por uvas o higos frescos.
No dejes pasar la oportunidad de probar las migas tradicionales pero sorprendentes que se cocinan en Restaurante Dmercao. Un lugar donde se experimentan grandes sensaciones, en un ambiente agradable y cuidado. ¡Ven a conocernos!

Hay 1 comentario

Add yours